5 razones por las cuales deberías inscribir a tu hija en clases de porrismo

cheer.jpeg

¿No estás segura/o de si inscribir o no a tu hija en clases de porrismo?


El porrismo puede ser una excelente forma para que las niñas desarrollen competencias que les serán útiles en su vida ya que es un deporte extremadamente activo que además de incrementar la resistencia y fuerza física, enseña valores importantes, valores sociales.

Si crees que las competencias de porrismo serían una excelente actividad extracurricular para tu hija, aquí te damos cinco razones por las que no deberías desaprovechar esta oportunidad.

Aunque existen más razones por las que el porrismo es muy beneficioso, aquí exponemos las más importantes que deberías tener en cuenta al momento de decidir si inscribir a tu hija o no en alguna actividad extracurricular.
 

1. Favorece la autoconfianza


Uno de los principales beneficios que le brindan a tu hija las clases de porrismo, es que fortalece la confianza.

Desarrollar el carácter y carisma que conlleva el aprender diferentes rutinas, apoyar a sus compañeros, y actuar en un escenario vistiendo un atuendo especial, es un verdadero logro.

Mientras tu hija aprende nuevas habilidades, supera las dificultades de aprender nuevos movimientos y pone a prueba sus límites, es imposible no ser testigo de la enorme sonrisa que acompaña el resultado.

Además de fortalecer la confianza, tu hija desarrollará la capacidad de trabajar bajo presión. Está bien sentirse nerviosa, asustada, presionada o incluso incómoda, ya que estos sentimientos forman parte de su ser.

Aprender a trabajar bajo presión es una destreza que le ayudará a tu hija en su vida profesional, relaciones sociales, y la vida en general puesto que es una competencia invaluable a temprana edad.
 

2. Trabajo en equipo


Otra destreza que ayuda a desarrollar las clases de porrismo es el trabajo en equipo. Un equipo de porrismo siempre debe trabajar en sincronía.

Todos los integrantes de un equipo de porrismo deben trabajar juntas para lograr que sus movimientos sean perfectos y estén en sincronía; conocer el siguiente movimiento de los demás miembros del equipo y su posición; y confiar en que sus compañeros de equipo realizarán bien su trabajo.

En el porrismo, más específicamente en las competencias, el trabajo de equipo es un factor esencial. Ello puede significar la diferencia entre realizar una rutina perfecta o cometer un error durante la misma y provocar lesiones a los demás miembros del equipo o a sí mismo.

Conocer, confiar y apoyar a los demás miembros del equipo es un componente vital en cualquier equipo de porrismo exitoso. Si los integrantes del equipo no trabajaran juntos en perfecta armonía para llevar a cabo una acrobacia, esta fallaría y el resultado sería vergonzoso e incluso peligroso.

Aprender a trabajar en equipo es tan solo una de las numerosas e invaluables competencias de vida que brindan las clases de porrismo.


3. Ejercicio físico


El ejercicio físico forma parte fundamental de una porrista competitiva. No puede realizar acrobacias como volteretas o lanzamientos si no posee la condición física para ello.

Desarrollar fuerza y mantenerse activa son parte de las ventajas que tiene el practicar porrismo.

Las clases de porrismo son muy exigentes, por lo que tu hija gozará de un excelente ejercicio al practicar este deporte. Generalmente, las prácticas de porrismo consisten en ejercicios de calentamiento tales como trotar por un corto tiempo para luego comenzar a practicar movimientos específicos y aprender una coreografía.

Al convertirse en porristas, las niñas desarrollarán sus músculos, mejorarán su resistencia y adoptarán hábitos saludables.
El nuevo nivel de salud que tu hija logrará a través del ejercicio y la práctica de las rigurosas rutinas de animación, son un excelente beneficio adicional  que adquirirán al competir en este campo.
 

4. Socializar y hacer nuevos amigos


Naturalmente, la vida no se trata solo de obtener una mejor condición física o convertirse en el miembro de algún equipo; también se trata de la capacidad para desarrollar fuertes competencias sociales  y hacer nuevos amigos en cualquier lugar.

Un equipo de animación competitivo puede lograr juntar a un grupo diverso de niñas que normalmente no suelen compartir juntos. En todos los ámbitos sociales existe un interés por la animación, por lo que pasar tiempo con distintas personas parte de ese principio.

La oportunidad de desarrollar fuertes competencias sociales al formar relaciones con otras niñas, resulta muy beneficioso para tu hija.
Olvídate de las rutinas de animación, movimientos de baile y el entusiasmo por competir; lo que realmente importa son las amistades y los fuertes vínculos formados por tu hija  al haber practicado porrismo.

Tener la oportunidad de hacer nuevas amigos que compartan los mismos intereses, y con las que pueda trabajar para alcanzar un objetivo es algo invaluable. Las clases de porrismo ofrecen esa oportunidad como parte de la experiencia.


5. Fijación de metas y dedicación


Finalmente, a través de las clases de porrismo tu hija aprenderá a fijarse metas y trabajar duro para lograrlas.

Desarrollar la importante capacidad de dedicarse a un objetivo ayudará a tu hija a convertirse en una persona exitosa, ya que es algo que aplicarán a lo largo de toda su vida.

Permitirle a tu hija trazarse metas altas la mantendrá enfocada hasta lograr cumplirlas. Es importante que una niña aprenda desde pequeño a esforzarse por obtener aquello que desea en su vida.

El porrismo competitivo guiará a tu hija durante cada etapa del proceso.

La experiencia ofrece un viaje que va desde un humilde inicio hasta obtener la victoria, comenzando con las clases básicas de porrismo hasta ganar una medalla o trofeo por su increíble desempeño en el escenario durante una competencia. Ese sentimiento es algo que ningún padre puede brindarle a sus hijos, pero que sí puede proporcionar una meta independiente.

El porrismo puede brindarle a tu hija increíbles lecciones que no aprenderá en ningún otro lado.
 

¿Dónde inscribirse para recibir clases de porrismo?


¿Estás listo/a para inscribir a tu hija en clases de porrismo? En Golden le brindamos la oportunidad a niñas de tres años en adelante para que desarrollen las competencias de animación.

Nuestro programa de porrismo combina técnicas de baile, gimnasia y acrobacias que le ayudarán a tu hija a tener una idea más clara de lo que es el porrismo.

Ella aprenderá toda clase de habilidades y competencias, además de obtener una mayor flexibilidad, conocimientos técnicos y agilidad a lo largo de sus prácticas de animación.

Los elegantes componentes y expresivos movimientos aprendidos durante las prácticas de animación, ayudarán a desarrollar aptitudes técnicas tales como la observación, balance, y concentración (este último que garantiza la máxima seguridad).

El elemento de seguridad también enseña a su hijo/a a ser responsable y ser consciente con los demás.

¿Estás preparado para hacer que tu hija comience su viaje hacia el porrismo? Visita la página de nuestro programa de Cheerleading.