El hip hop como herramienta para el desarrollo psicomotriz de las niñas

El baile aporta grandes beneficios para los niños, no solo a nivel físico sino también en lo psico-afectivo. Puede, incluso, llegar a ser una herramienta pedagógica muy potente si se sabe emplear. Cuando hablo de un componente pedagógico, no me refiero a que solo de deba aplicar en el ámbito escolar, en el hogar también se puede utilizar para desarrollar aspectos esenciales en el desarrollo de los niños. Para que los pequeños encuentren el gusto por el baile, es importante que los padres en casa fomenten actividades con distintos géneros musicales de gran atractivo para ellos. Generalmente, se sentirán motivados por piezas más rítmicas y “pegajosas”.

Si bien la danza y la música les gustan por igual a niños y a niñas, en esta oportunidad nos concentraremos en estas últimas, para hablar de las ventajas. Como te decía, los géneros musicales más atractivos son los más rítmicos, entre los que destacan principalmente el hip hop. Este género permite conjugar muchos aspectos positivos a desarrollar en las niñas. Estas, por ser generalmente, más expresivas, encontrarán en coreografías de hip hop la gracia y espontaneidad que tanto les favorece. A continuación vamos a ver más detalladamente los beneficios de este ritmo musical, especialmente a nivel psicomotor:

· Ayuda a la memoria, coordinación y la concentración: Estas son funciones básicas para contribuir con el desarrollo psicomotor. Las niñas, sobre todo a partir de ciertas edades, tienen gustos a la hora de jugar más conservadores que los varones. Mientras estos se entregan al deporte y actividades lúdicas con más movimientos agresivos, las niñas se quedan más tranquilas jugando muñecas u otros juegos más serenos. El hip hop es una herramienta perfecta para ponerlas en movimiento. Las coreografías que se pueden armar basadas en este género, las llevará a desarrollar movimientos muy dinámicos como piruetas, saltos y acrobacias, además de obligarlas a coordinar y a tener conciencia corporal. Esto es excelente para optimizar funciones cerebrales cognitivas como el lenguaje, el análisis y la memoria.

· Desarrollo del sentido rítmico y musical: A este aspecto no se le da la suficiente importancia. El ritmo y la música se relacionan con la etapa de pre-escritura y con el dibujo. ¿A qué niña no le encanta dibujar? Utilizar el hip hop para acompañar la hora del dibujo puede ayudar a tu nena a compaginar sus movimientos con los de la música y así volverse más flexible. También contribuirá a tener el control y la consciencia de su cuerpo necesarios para desarrollar habilidades y destrezas físicas. Además, el hip hop tiene la ventaja del palabreo, se puede trabajar la rima, la dicción y la improvisación en combinación con el baile.

· Fomenta el desenvolvimiento social: Con el hip hop se pueden trabajar aspectos de integración social y del desarrollo de la personalidad; la espontaneidad, la desinhibición y la autenticidad son algunos de ellos. En los casos en que la inseguridad y la timidez son factores que obstaculizan la socialización, el hip hop podría ser una gran estrategia para lograr agilidad en la interacción. Ya que es un ritmo moderno y urbano, suele gustarle mucho a las chicas, especialmente a partir de los 7 años.

Como puedes ver son muchas las ventajas que se derivan de la incorporación de la danza y la música urbana en la vida de los más pequeños. Cada día más escuelas han ido comprendiendo esto y han promovido la creación artístico musical a través del hip hop. Igualmente, en las academias de baile se ha vuelto materia obligatoria. Así que no cabe duda de que es una herramienta didáctica muy beneficiosa que vale la pena probar.